Esta es la página del programa SEGUN COMO SE MIRE, que se emite los martes a las 21.05 horas por Radio Cultura (FM 97.9) desde Buenos Aires. También puede escucharse por Internet desde la página: www.fmradiocultura.com.ar

7.4.06

DRA. ALICIA RISUEÑO . TRASTORNOS DE ATENCION

Trastornos de Atención. Qué son.
La primera pregunta que tendríamos que hacernos es de qué hablamos cuando hablamos de trastornos de atención con hiperactividad porque generalmente se habla de hiperactividad. El Trastorno de Atención puede ser simplemente un síntoma, algo que está provocado por alguna otra razón y no ser un trastorno específico de atención lo que comunmente se llama Sindrome Atencional, ADD, ADHD que está bastante difundido sobre todo en el ámbito escolar. Hoy en día están consultando practicamente de 9 de 10 familias porque sus chiquitos fueron diagnosticados desde la escuela como ADD. Esto está planteando primero un sobrediagnóstico del tema por aquellos que no son profesionales.
Cómo se lo identifica. El proceso atencional es un proceso muy amplio, muy complejo y además nos permite estar relacionados y vinculados con el medio. En el caso que un chiquito presente un trastorno atencional lo que le va llevar como consecuencia es relacionarse con el medio, apropiarse de la realidad de una manera muy particular. Es como si tuviéramos un rompecabezas con algunas piezas y otras no y ciuando termina de armar esa realidad no es la que puede compartir con otros. Lo que sucede es que como esa falla de atención va acompañada de hiperactividad lo primero que se ve es hiperactividad y no las dificultades relacionales. Es interesante destacar esto porque hay un diagnostico de nueve varones a una nena. Nueve varones por cada nena están diagnosticados con Sindrome Atencional con Hiperactividad. Entonces la pregunta es: ¿los varones solamente son hiperactivos? En realidad lo que pasa es que se manifiesta en las nenas de una manera diferente. La nena no molesta y este es el punto radical en el tema.
El diagnóstico va a depender del juez que lo mire: el maestro, el padre. Generalmente lo detectan primero los maestros porque los padres se acostumbran. Cuando las normas familiares no se instalaron y aparecen las normas de la institución escolar, el niño no está preparado para recibirlas y ahí aparece el problema. Una maestra puede estar mal diagnosticando a un niño que no tiene ADD sino que la hiperactividad es consecuencia de otra cosa. Y ahí es cuando decimos es síntoma no es el específico trastorno. Y otra cosa que decimos es que en realidad no es un déficit. La sigla ADD significa Déficit de Atención. Y en realidad no es un déficit, es una forma particular de mirar la realidad. Si dijéramos déficit diríamos que es una falta. Y acá no nos falta atención, sino que atiende lo que quiere. Ahí tenemos que empezar a preguntarnos cómo fuimos regulando desde la cuna que atienda a lo que debe. Hay que pensar antes de que nazca porque hay situaciones familiares que van llevando a que ese bebé encuentre un clima no apropiado para su desarrollo: estas son violencia familiar, no coincidencia entre los padres en la puesta de límites, la descalificación con respecto a uno de los padres, la no regulación de determinados hábitos como por ejemplo, el sueño, la alimentación.
Hay más incidencia ahora porque tenemos mayor permisividad frente a la educación de los niños. La hiperactividad va acompañada de una falta de límites. Una de las pautas para trabajar con los niños y la familia es ir dándole determinado tipo de organización familiar que en algún momento la perdieron o que nunca la tuvieron. Esos ritmos van a comenzar a regularse.
Tratamientos: Abordaje transdisciplinarios. El problema puede estar apareciendo asociado a un trastorno de lenguaje, a un trastorno de conducta, a un trastorno de motricidad, o puede estar asociado a otras patologías, entonces lo que tenemos que priorizar es ver qué tratamiento encarar. Podemos incorporar a un neurólogo o al psiquiatra donde se puede incluir la medicación como una posibilidad de tratamiento. La tendencia es acudir a la medicación se cree que la pastilla resuelve todo y no resuelve nada. A veces se la necesita para permitir bajar los decibeles, para poder empezar a construir aquello que no se construyó en su momento.
La rapidez instala al niño en el lugar del enfermo, es una forma de sacarse el problema de encima. No es una familia problemática disfuncional sino es él el enfermo. Es verdad que la inmediatez es un signo de nuestro tiempo y habría que empezar a pensar qué significa atender. Atender significa tender hacia, significa cuidar, significa haber sido atendido, entonces uno se pone a pensar que si eso dice el diccionario queremos reflexionar acerca de si algo que no ha sido atendido y cuidado puede atender, puede cuidarse y esto vuelve al punto de partida de que tengo que cuidar a este bebé antes de que nazca. Si la mamá tiene hábitos de fumar o de consumo de drogas está aumentando la posibilidad de que ese bebé sea hiperactivo antes de que nazca en un 20%. Está provocando una predisposición a que aparezca el síntoma o síndrome. Y en este tender a, uno observa un niño hiperactivo y parece que se topara contra las paredes y uno dice: “se está lastimando?” No, está buscando límites. No hay lugar más caótico para perderse que el desierto, no hay límites. Necesitan alguien que les diga, basta, te estoy mirando, estoy atento a vos. Eso es en principio lo que mamá tiene que hacer y después lo que papá tiene que hacer. La escuela no está involucrada directamente en la problemática familiar por eso puede advertirlo antes.
El cuidado significa querer al otro, poder mirarlo significa atenderlo. Cuando veamos estos vínculos podremos trabajar, más allá de la pastilla, sobre ese niño con hiperactividad que lamentablemente la mayoría de las veces ya viene rotulado y en muchos casos no lo es.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home